Luzagro

TU ESTAS EN Inicio » Nosotros » Historia
Martes, 24 Oct 2017
Indice del artículo
• Historia Empresas Luzagro
2.- Las Redes
3.- Otros Servicios a Los Socios
4.- Nuestro Futuro
Todas las páginas


• LA HISTORIA •


La tarde del 9 de noviembre de 1954, la Cooperativa Vitivinícola de Linares fue el escenario de una reunión que ayudaría a cambiar el rostro de la Provincia. Veinte y un agricultores y empresarios de la zona se dieron cita para dar un paso trascendental: dar vida a la Sociedad Cooperativa de Consumo de Energía eléctrica de Linares Limitada. Así nació lo que hoy es COOPERATIVA LUZAGRO LIMITADA. La mirada de personas visionarias que entendían que era el momento de emprender la dura y compleja tarea de electrificar las zonas rurales.

El Acta de Constitución de la Sociedad fue firmada por las  siguientes personas
- Carlos Ibáñez Del Campo
- Leonor Ferrada viuda de Osorio
- Mario Letelier Donoso
- Bernardo Hiribarren Oyarzabal
- Reinaldo Muñoz Pinochet
- Fernando Julliet Casanueva
- Flavio Bustamante del Campo
- Giordano Castro Cerda
- Héctor Salgado Baladrón
- José De la Fuente Fuentes
- Oscar Honorato Ferrada
- Alejandro De la Fuente
- Enrique Del Campo García Huidobro
- Aníbal Hernández Sepúlveda
- Santiago Bravo Muñoz
- Osvaldo Díaz Astete
- Humberto Pinochet Salgado
- Jorge Costa Canales
- Eduardo Cañas Lira
- Luis Ferrada Pérez
- Rómulo Campos Palma

Las primeras tareas fueron coordinadas, con gran entereza y capacidad por Don  Mario Letelier Donoso, quien luego se convertiría en Gerente General de la Cooperativa, cargo que desempeñó por más de 25 años.

El 17 de Enero de 1959 la Sociedad obtuvo su personalidad Jurídica. El decreto lo firmó el entonces Presidente de la República, Carlos Ibáñez De Campo, uno de los socios fundadores de la Cooperativa. Se nominó el primer Consejo de Administración, con carácter provisorio, que fue integrado por: Humberto Pinochet Salgado, Presidente; Enrique Del Campo García Huidobro, Vicepresidente; Héctor Salgado Baladrón, Secretario;  y José De la Fuente Fuentes y Fernando Julliet Casanueva, Consejeros. En aquella oportunidad se estableció con  claridad cual  sería la misión de la Sociedad, que es la misma que permanece hasta estos días: “La ayuda mutua entre los socios, para que todos sin distinción puedan acceder a los bienes disponibles”.